Festejan a San Isidro Labrador en Metepec

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Pese a la intimidación constante de la creciente mancha urbana, la imagen de Isidro Labrador que carga en sus manos el arado como alma de la tierra, se impuso en las calles de este municipio, derivado del llamado Paseo de la Agricultura que reunió a decenas de tractores, yuntas, caballos, retablos y carros alegóricos.

Apenas terminaba la bendición por parte del obispo auxiliar de Toluca, Maximino Martínez Miranda, durante la misa en honor a la festividad, y la música de banda dominó el ritmo de las avenida principal de este pueblo mágico. De inmediato, los colores de vistosos atuendos iluminaron el asfalto y cemento.

Sobre las calles aparecía imponente la figura de San Isidro Labrador, adornado con las riquezas que brotan de la tierra. Fruta, pan, palomitas de maíz, flores y las tradicionales gorditas de maíz, rodearon cada una de las figuras de este santo.

La agricultura fue homenajeada en Metepec a través de un paseo en el que participó una caravana de carros alegóricos con retablos, yuntas, caballos y tractores.

Cada imagen vestida con distintos atuendos era seguida por una cuadrilla de habitantes de este municipio y zonas aledañas.

Mientras la yuntas imaginariamente surcaban la tierra ante la mirada de San Isidro Labrador, los integrantes de las cuadrillas bailaban. Sus pasos, se asemejaban al movimiento del arado que se encaja una y otra vez en la milpa.

El ruido y la alegría que los presentes le inyectaron a una edición más del Paseo de la Agricultura reflejaba la cosecha de la mazorca de maíz que cada ciclo agrícola desprenden de la caña que delata el buen temporal que hubo y vitaminó la tierra. Las cosechas fueron buenas y el agradecimiento, es una necesidad para los pobladores.

Por otro lado, los hombres fundidos en largas y coloridas faldas, escondidos entre largas trenzas femeninas. El maquillaje, lápiz labial, también adornan sus rostros que danzan al son de la alegría en agradecimiento a los favores de su santo predilecto: San Isidro Labrador.

“Ya llevamos 50 años que vivimos encomendados a nuestro santo y obvio festejamos todo lo que Dios da a través de la tierra”, señaló un miembro de la familia González Díaz, originaria del municipio de Metepec.

La fiesta vigilada minuciosamente por el llamado Cerro del Calvario, dijeron pobladores, es un acto de alegría para dar gracias por el buen temporal que dio sus frutos en la cosecha. De ahí, que como un acto apegado al paseo, los participantes regalan pan, gorditas de maíz, fruta y dulces.

“Para nosotros es como regresar lo que nos da la tierra. Es cómo si también nosotros tomáramos el arado de San Isidro Labrador y después de obtener los beneficios de la tierra, compartirlos con nuestros hermanos”, subrayó, Ernesto García proveniente de Santa Ana Tlapaltitlán.

San Isidro Labrador

Cuenta la historia que San Isidro nació en Madrid, España, a finales del XI en esta ciudad, proveniente de una familia muy humilde, tuvo que dedicarse a trabajar el campo para propietarios de tierras.

La tradición habla de que San Isidro Labrador era un hombre muy piadoso, que rezaba siempre antes de iniciar sus tareas, lo que le valió acusaciones de vago y flojo. En una ocasión, cuentan, su patrón escondido entre los arbustos observó como, mientras Isidro rezaba, los ángeles guiaban a los bueyes para que arasen solos la tierra.

Al igual que en una ocasión, derivado de una gran sequía, Isidro golpeó con una vara unas rocas y de una de ellas brotó un generoso riachuelo que apagó la sed de las tierras de cultivo.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Tags: